Eutanasia

Si bien uno da todo por curar los animales, hay casos en que ya no podemos hacer nada. En estos casos debemos eutanasiar el animal lo antes posible para evitar su sufrimiento.

Hace un tiempo ya compartimos una traducción de la guía de eutanasia del Dairy NZ. La traducción es esta: https://bit.ly/2XBfWhb y, la guía original esta: https://www.dairynz.co.nz/media/5791609/humane-slaughter-info-pack-all-documents.pdf

Hay una técnica que aprendimos gracias a Roberto Orrego y que nos parece muy práctica para casos en donde está difícil encontrar las venas. En este paper podrán leer más al respecto: http://www.ivsajournals.com/article_3134.html

En esta técnica, se anestesia el animal con el protocolo que usaríamos normalmente para un procedimiento quirúrgico, y luego se aplica lidocaína en el forámen magnum.

La dosis de lidocaína se corresponde con la dosis recomendada para la anestesia epidural (caballo: 0,4 mg/kg, oveja: 4-5 mg/kg y cabra: 4-5 mg/kg) ,

La lidocaína al 2 % se inyecta por vía intratecal a través de foramen magnum utilizando una jeringa desechable de 20 ml y una aguja espinal (18 g x 3,5 pulgadas). La aguja espinal se introduceA en la cisterna cerebelo-medular a través de la unión atlanto-occipital.

Asi describe esta punción la pagina VeterinarianKey: La cabeza del paciente se mantiene flexionada en ángulo recto con el cuello, con el plano sagital de la cabeza paralelo al piso o mesa sobre la que está acostado el paciente. No se debe permitir que la cabeza se mueva mientras se inserta la aguja. La aguja se inserta de 1 a 2 cm caudal a un punto correspondiente a la intersección de la línea media dorsal, y se dibuja una línea entre las caras craneales de las alas del atlas. Este punto suele estar a una distancia de 6 a 9 cm del poll (Foto debajo). Se inserta una aguja espinal calibre 18 de una pulgada en forma perpendicular a la piel y se apunta hacia la nariz. La entrada de la punta de la aguja en la cisterna magna puede ir acompañada de la sensación de “estallido” a través de un plano tisular o de una disminución repentina de la resistencia al avance de la aguja. En otros casos, sin embargo, no se percibe tal sensación, de ahí la precaución de verificar el flujo de LCR cada vez que se avanza la aguja unos milímetros.

Vista del área ideal para una toma de líquido cefalorraquídeo de cisterna magna en una vaca. Las dos líneas (a) representan las alas del atlas. El punto grande en el centro (b) es el área óptima para la inserción de la aguja. Es esencial prevenir el movimiento de la cabeza mediante el uso de anestesia y contención. Fuente: VeterinarianKey
(SIMULACION SOBRE ANIMAL MUERTO)
(SIMULACION SOBRE ANIMAL MUERTO)
(SIMULACION SOBRE ANIMAL MUERTO) Posición del animal para obtener una menor resistencia para atravesar el ligamento nucal

Disposición de cadaveres

Lo que le sigue a eso es el descarte de los cadaveres, el cual es muy importante para evitar la diseminación de enfermedades, contaminación de napas etc. Respecto a esto compartimos un archivo interesante de un organismo gubernamental de Australia:

La traducción es esta: https://bit.ly/3dEWIwP, archivo original está aqui: https://www.dpi.nsw.gov.au/__data/assets/pdf_file/0005/798089/Primefact-Animal-carcass-disposal.pdf

Elegimos material de estos dos países porque tenemos la sensación de que son climas/ sistemas de producción que en mayor o menor medida se acercan a los nuestros…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *