“De las 5,5 millones de toneladas de alfalfa que producimos en Argentina, el 70% se henifica en forma de rollo. No obstante, el formato megafardo, que creció mucho desde 2008, representa un 18% del total, con unas 900 mil toneladas”.“El megafardo permite henificar un 45% más de forraje, lo que representa 250 kilos por cada metro cúbico. El rollo alberga entre 150 y 180 kilos por metro cúbico. “La mayor densidad del megafardo tiene ventajas logísticas. Además, la megaenfardadora tiene más cuchillas y permite picar más chico. En cuanto a la humedad, en el rollo empezamos a trabajar con un 20% de humedad y en el megafardo se necesita un 17% porque es mucho más denso”. Nota a Federico Sanchez de INTA Manfredi en:

https://www.clarin.com/rural/rollo-megafardo-dilema-escala-destino_0_SyfwoBDl7.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.